5 oct. 2011

A veces...

A veces el tiempo pasa sin que te des cuenta,
las circunstancias te sorprenden,
los giros de la vida te llevan por caminos que,
aunque insospechados,
son los idóneos.

En ocasiones,
algo viejo y desconocido se torna nuevo e imprescindible.

Puede que, repentinamente,
el latido del corazón invente una melodía
que marcará el resto de tu vida.

Un viejo conocido, una antigua canción,
una sensación con canas
se van volviendo más y más profundos.

Porque cuando te pierdes, necesitas algo pasado, que te recuerde que tu camino, hacia delante o hacia atrás, es siempre tu camino,

porque no podría ser de otra manera.

4 comentarios:

  1. Aquí tienes un maullido, para que veas que hay gatos que te siguen :) Respecto a lo que has escrito, es todo muy cierto, me recuerda en parte al hecho de que hayamos acabado hablando tú y yo, como es la vida! Personalmente me alegro de que la vida, destino o llámalo x haya juntado a Holmes y Watson. Y por cierto, sigue haciendo entradas así, que me gustan las cosas que pone usted

    ResponderEliminar
  2. Tu pasado es parte de ti, después de todo.

    ResponderEliminar
  3. ...siempre tu camino...

    ResponderEliminar