2 dic. 2010

El odio sale demasiado caro como para abrirle las puertas en épocas de crisis existenciales.



Yo no soy una artista.
Hay días que incluso me levanto sin ser.


Me siento mejor si sé que tengo una estrellita,
pequeñita pero firme,
pero firme.